Bienvenidos a este espacio donde periódicamente publicaremos los resultados de las intervenciones de conservación y restauración realizadas. Ponemos a su disposición un servicio de asesoramiento técnico donde podrá consultar sus dudas acerca de la conservación y restauración de su obra de arte. Somos especialistas en restauración de todo tipo de bienes culturales: PINTURA, ESCULTURA, PIEDRA, YESERÍAS, CERÁMICA Y REJERÍA.
Muchas gracias por su visita.

Tlfs. 652111872 -953502791
E-mail: restauro.ac@hotmail.com
Andújar (Jaén)
________________________________________________________________________________________________________

sábado, 15 de noviembre de 2014

RESTAURACIÓN DEL RETABLO DE LA VIRGEN



Anónimo,  año 1642
Arquitectura lignaria
Iglesia de la Asunción
Siles (Jaén)

Sin duda uno de los proyectos más destacados que ha realizado nuestro taller ha sido la restauración de este retablo tardo manierista que pertenece a la Iglesia de la Asunción de la localidad de Siles (Jaén). Los primeros estudios fueron planteados por la profesora Mª Luz Ulierte Vázquez que relacionaba esta obra con los diseños del Greco y con Vignola, en el uso de algunos elementos como los aletones o modillones del entablamento. (DE ULIERTE VÁZQUEZ, Mª LUZ, El retablo en Jaén (1580-1800),  Ayuntamiento de Jaén, 1986, pp. 112-114.)

Pocos datos se conservan de este retablo que fue trasladado a la parroquia sileña durante los años 50 del siglo pasado y del que tan sólo se conoce el año de ejecución reseñado en su entablamento (1.642). La obra se compone de un sólo cuerpo con la representación de la Inmaculada, decorado con columnas pareadas a ambos lados sobre esbeltos pedestales que funcionan a modo de banco. Estos pedestales alojan las representaciones de los Evangelistas, San Ildefonso y el beato Juan Duns Scoto, éstos dos últimos intimamente relacionados con la devoción a la Inmaculada Concepción. Sobre un grueso entablamento se dispone un pequeño ático que aloja la escena de la Anunciación.



La instalación inadecuada de muchas piezas y su necesaria consolidación obligó en un principio al desmontaje del retablo y a su traslado a dependencias parroquiales para iniciar su tratamiento. Durante este proceso se aprovechó para eliminar aquellos añadidos que alteraban la originalidad del conjunto: una mesa de altar del s. XVIII que pertenecía a otro retablo de la parroquia, un  sotobanco de fábrica y el arco de madera tallado que ocultaba el marco primitivo de la Inmaculada.


El tratamiento comenzó con la fijación de la policromía con riesgo de despresdimiento mediante la inyección e impregnación de cola animal. Seguidamente se realizó el test de solubilidad para elegir las mezclas químicas adecuadas para eliminar barnices, pátinas y repintes que oscurecían notablemente el retablo.


La zona del banco se encontraba muy desgastada como consecuencia de limpiezas excesivas. Se eliminaron gruesos repintes en la moldura inferior que permitió recuperar algunos restos del estofado original. Con respecto a las pinturas, el proceso de limpieza permitió recuperar la composición y colorido de estas representaciones que hasta el momento eran practicamente inperceptibles.




En el cuerpo central la limpieza permitió recuperar el colorido oculto de temples, corlas y dorados presentes en las columnas. Dos de ellas habían perdido casi la totalidad del dorado por una limpieza inadecuada.


Tras la fijación y limpieza de la tabla central de la Inmaculada, se planteó la reintegración cromática de dicha tabla ante el gran número de pérdidas que impedían realizar una lectura de la representación.




En el entablamento, la limpieza permitió recuperar un bello estofado sobre plata donde se alojaba el año de ejecución del retablo. Numerosas piezas apuntaladas fueron desmontadas y encoladas adecuadamente; reforzando en algunos casos con espigas de madera.



Con respecto al ático hay que destacar la recuperación de la pintura de la Anunciación, así como los aletones cuya decoración original se ocultaba tras gruesos repintes.




En último lugar queremos reseñar los dibujos que se han localizado en el reverso de las tablas, sobre todo bocetos de elementos decorativos y una cuenta numérica.